WARTENBERG PINWHEEL – Un Instrumento lleno de PÚAS

La rueda de Wartenberg, es un instrumento barato, muy divertido y creo que ciertamente imprescindible en nuestra “caja de herramientas”.

WARTENBERG PINWHEEL – UN INSTRUMENTO LLENO DE PÚAS

Si te gusta el dolor, el juego sensorial o el cosquilleo, las ruedas Wartenberg son ideales para explorar esas situaciones. Y además es un producto relativamente barato.

¿Ideal para principiantes? ¿Presenta algún problema? ¿Es fácil de usar?

HISTORIA

Robert Wartenberg creó su rueda como una herramienta neurológica para probar sistemáticamente la sensibilidad nerviosa - básicamente para asegurarse de que el cerebro está bien coordinado con las terminaciones nerviosas.

El aparato – del que tenemos que reconocer presenta un aspecto un tanto siniestro y sádico – comenzó a utilizarse en sesiones BDSM gustando mucho por las sensaciones que se pueden generar.

TIPOS Y MATERIALES

El diseño de la rueda no ha cambiado mucho desde el original, quizás porque no es necesario. Se trata de un disco con púas uniformemente espaciadas que pueden rodar por el cuerpo. El mango suele tener un pequeño mango y una ligera curva.

Se presenta en distintas modalidades dependiendo del número de discos: un solo disco en su versión más simple, hasta el modelo superior que puede tener hasta 7 discos.

En cuanto a los materiales, hay tres opciones...

  • ACERO INOXIDABLE - Es la mejor opción porque se puede esterilizar y utilizar para múltiples compañeros de juego.

  • HIERRO CROMADO - A menudo es más barato – aunque muy poco más que el de acero – pero se oxidará con el tiempo. No parece la mejor opción.

  • PLÁSTICO - Puedes encontrarlos en varios colores, por si quieres coordinarlos con la ropa o con una escena.

COMO UTILIZARLO

El simple hecho de pasar la rueda por encima de la piel sin presionar apenas nada puede ser suficiente para que algunas personas se vuelvan locas. Para los amantes de sensaciones más fuertes, puede usarse aplicando una cierta presión. Y por supuesto, la preparación de la escena y la creación de tensión – como por ejemplo aplicarlo a la persona sumisa con los ojos vendados – pueden ofrecer resultados sorprendentes.

Algunas consideraciones:

  • Al comenzar el juego, pasarlo lenta y ligeramente por las zonas menos sensibles. Esto ayuda a que la persona sumisa esté en el estado de ánimo adecuado y a que comience a prepararse para sensaciones más intensas.

  • Las distintas zonas tienen sensaciones y reacciones diferentes, no es lo mismo la espalda que el interior de los muslos. Explora y experimenta para descubrir qué es lo que hace gemir, reírse o estremecerse a tu sumis@.

  • Jugar con diferentes presiones y velocidades. Obviamente, presionar más fuerte causará más dolor, pero también será diferente la presión fuerte sobre la piel fina y la presión fuerte sobre las zonas más gruesas y carnosas.

  • Jugar con diferentes temperaturas. Si la rueda es de acero, puede usarse frío o caliente (¡cuidado, no demasiado caliente!).

  • Juegar a mover la rueda en diferentes ángulos, no siempre perpendicular a la piel; aunque en algunos casos puede crear una sensación de arañazo algo desagradable (o no).

  • Muy recomendable, dejar los genitales y otras partes divertidas para el final. Ni que decir tiene que hay que empezar suavemente en estas zonas y aumentar la presión y/o velocidad poco a poco.

  • Con cierta habilidad las ruedas se pueden adaptar para que funcionen con una unidad de TENS o con una varilla violeta (Violet Wand), de modo que puedas recibir descargas puntuales mientras desplazas las ruedas por todo el cuerpo.

  • Por supuesto la utilización de la rueda Wartenberg es un complemento perfecto para combinarlo con otros tipos de juegos. Usarla por ejemplo después de unos azotes puede ser especialmente divertido, ya que la piel estará súper sensible. La combinación con pellizcos, cosquillas y mordiscos también es extraordinaria.

POR ULTIMO

Usar siempre la rueda con sentido común y dentro de las reglas acordadas para la sesión: SSC, RACK, RACSA, PRICK, CCC.

Si lo usas con una persona masoquista o que la sangre no es un límite se podría generar una situación increíblemente excitante. Pero recuerda, asegúrate de haber desinfectado tanto la rueda como la zona de la piel con la que vas a jugar.

La rueda de Wartenberg, es un instrumento barato, muy divertido y posiblemente imprescindible en nuestra “caja de herramientas”

 


Hattori_San

9 Blog Mensajes

Comentarios