¿Qué es el BDSM?

Una reflexión o una pequeña introducción sobre qué es el BDSM, o quizás solo unas anotaciones de su significado e implicaciones.

¿Qué es el BDSM?

Mucha gente que busca introducir más perversión en sus actividades de dormitorio comienza con algunos azotes ligeros, tal vez un poco de bondage con pañuelos de seda o algunos juegos de rol suaves. A medida que su interés aumenta y se desea llegar a algo más, comienza el interés sobre el BDSM.

 

La primera pregunta, por supuesto, es: ¿Qué es el BDSM?

Hay varias maneras de definir el BDSM, y cada una es "correcta" a su manera.

Algunos definen el BDSM como Bondage, Dominación, Sadismo y Masoquismo, mientras que otros toman las letras y crean Bondage, Dominación, Sumisión y Masoquismo. Y otros podrían decir que el BDSM se compone de Bondage y Dominación, así como de Sadomasoquismo.

Al final, no importa qué significan las letras, sino lo que han llegado a representar.

La construcción principal del BDSM es la idea de que una persona tenga el control sobre otra. Puede tratarse de un breve encuentro, como en una escena de juego, o de una relación a largo plazo, como en una relación personal de esclavo o amo-esclavo.

En cualquier caso, una persona cede sus necesidades y sus deseos a los de otra, lo que hace que la relación tenga a una persona dominando a otra de alguna manera.

Aunque la mayoría de la gente considera que el BDSM es una relación puramente sexual, no es necesariamente así. Muchos practicantes y grupos de BDSM se centran sólo en la idea de control sobre otro, y no sólo en el sentido sexual.

Lo que sí debes tener en cuenta es que el BDSM también puede ser una interacción puramente sexual. A algunas personas les excita mucho la idea de que alguien tome el control de sus encuentros sexuales y los convierta en una liberación de sus propios deseos en ese intercambio.

Y para otros, este intercambio de poder en las interacciones sexuales o tal vez sólo en lo cotidiano también puede estar relacionado con un intercambio de dolor, como en el sadomasoquismo. A algunos dominantes les excita la idea de infligir dolor a otra persona, y así ejercer un mayor control sobre su respuesta y acciones posteriores. Y a algunos sumisos les excita físicamente la idea de recibir dolor de diversas formas.

Pero la idea principal que se tiene en cuenta en todas estas situaciones es que se trata de interacciones consentidas entre dos adultos (o más). Todos han acordado participar en estas actividades, entienden los riesgos y practican las reglas de seguridad acordadas.

Como puedes ver, la idea del BDSM es mucho más variada que las tradicionales imágenes de "látigos y cuero" que muestran la mayoría de las películas convencionales. Y si estás interesado en este estilo de vida o simplemente estás experimentando un poco, tienes que conocer estas variaciones.


Hattori_San

9 Blog Mensajes

Comentarios