¿Instrumentos básicos, quizás?

No son todos los instrumentos, pero posiblemente los más comunes y que no pueden faltar en la “caja de herramientas” cuando estás pensando en una sesión o en las acciones al practicar BDSM.

¿Instrumentos básicos, quizás?

Al pensar en BDSM, probablemente se piensa en látigos, varas, cadenas y todos los demás instrumentos de dolor y control. Y ¿por qué no? Al comenzar la exploración del BDSM es bueno saber qué hay disponible para utilizar, para qué se usa, y por qué se usa. Con ese conocimiento, puedes ir preparando tu “caja de juguetes” con aquello que te interesa y excita realmente.

 

EL DOLOR

La primera categoría de instrumentos BDSM es la que se utiliza para infligir dolor. Esto incluye todo lo que puede ser utilizado para golpear la piel o causar una sensación intensamente dolorosa:

  • Fustas - a menudo visto como una herramienta utilizada para instar a un caballo a moverse más rápido, pero sirven como una gran herramienta para golpear rápido, provocando un agudo dolor en la piel. Son ligeras y fáciles de usar.
  • Látigos - una de las herramientas más difíciles de usar ya que puedes herir a tu sumisa (y a ti mismo) si no tienes práctica en su manejo. Pero también es una de las herramientas más intensas en cuanto a dolor, generan un gran dramatismo en la escena y funcionan muy bien en un espacio de juego público.
  • Floggers - con múltiples cintas de cuero que salen de la base, proporcionan una sensación generalizada de dolor punzante. Muy fácil de usar y puede causar sensaciones intensas muy rápidamente. Hay mucha variedad de floggers lo que permite utilizarlos para causar desde un leve escozor a un dolor muy intenso.
  • Pinzas - pueden colocarse en los pechos u otras zonas sensibles del cuerpo, causando un dolor instantáneo y a veces sensaciones aún más intensas cuando se retiran. También existe una gran variedad de pinzas que pueden adaptarse a todos los niveles del dolor.

 

 

EL CONTROL

Otros artículos imprescindibles en la caja de herramientas del BDSM son aquellas cosas que harán que un sumisa se sienta controlada físicamente:

  • Cuerdas - aprendiendo técnicas básicas de bondage, puedes atar a una sumisa en posiciones estrictas que le permitan poco o prácticamente ningún movimiento, así como posiciones restrictivas en las que solamente pueda moverse levente para evitar el dolor.
  • Esposas, muñequeras y tobilleras - mucho más fáciles de usar que la cuerda al ser prácticamente inmediatas y sin conocimientos previos.
  • Mordazas - utilizadas para evitar que la sumisa hable o haga cualquier sonido. Van desde simples mordazas de bola hasta mordazas de araña, de aro, hueso, brocados… o simplemente unas bragas en la boca sujetas con cinta adhesiva.
  • Capuchas y antifaces - crean una intensa privación sensorial al bloquear los sentidos de la persona que las llevan. La capucha esconde la expresión de la sumisa generado una sensación de impersonalidad, convirtiéndola en un simple objeto. Los antifaces, agudizan la ansiedad y la anticipación, pudiendo generar una enorme excitación.

 

OTROS INSTRUMENTOS VARIADOS

Hay un montón de otras herramientas que es posible que desee agregar a su caja de juguetes, cada uno de ellos aportando sus particularidades y posibilitando juegos de dominación o simplemente sexuales:

  • Consoladores: para la penetración en todas las aberturas.
  • Plugs anales: o bien para jugar, o bien para tareas diarias, o bien para aprendizaje y castigos.
  • Vibradores: desde los manejados manualmente hasta aquellos activables vía el teléfono móvil estés donde estés. Para todas las partes del cuerpo.
  • Dispositivos de castidad: para tener un control absoluto.
  • Cilicios: y otros instrumentos de penitencia o mortificación; ideales para utilizar recordando a tu pareja, por obediencia, o simplemente autodisciplina.
  • Ropa de látex: capuchas, vestidos, mono-piezas; todo un fetiche.
  • Equipos de electro-sexo: incluye unidades TENS y otros dispositivos eléctricos que se colocan en la piel o utilizando elementos más complejos. Pueden colocarse para para una estimulación genital intensa.

 

 

EN RESUMEN

La lista de juguetes BDSM es tan larga como el número de fetiches y preferencias. La clave es darse cuenta de lo que hacen los juguetes y si se ajustan a tus preferencias personales y a las de tu pareja.

Además, no tienes que gastar muchísimo dinero para completar tu “caja de herramientas”. También puedes utilizar cosas de la casa, basta usar la imaginación. Un cucharón es ideal para infligir dolor y un pepino cubierto de un condón puede ser un consolador eficaz.


Hattori_San

9 Blog Mensajes

Comentarios